La bandera de España, llamada también la “rojigualda“, fue aprobada como tal el 5 de octubre de 1981, con todos los elementos que la forman en la actualidad, ya que en la Constitución del 1978 se basaba en tres franjas: dos rojas y una amarilla central, para posteriormente añadirle el escudo. Y es que, las banderas son desde tiempos inmemoriales, la insignia de casas reales o linajes, para posteriormente pasar a ser de las diferentes naciones. Fue a partir del año 1793 cuando se empezó a permitir que la bandera de España ondeara en todos los puestos oficiales del Estado, como el Ejército, los cuarteles y la Marina, por ejemplo.

El uso de la bandera de España en relación con la ley establece que:La bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del Estado.

El diseño de la bandera de España

Pero para poder lucir una de las banderas de España en cualquier acto oficial, esta debe tener las características técnicas que se exigen y los colores especificados en el Real Decreto.

  • La bandera de España está formada por tres franjas, dos rojas y una amarilla. La central, la amarilla, es el doble de ancha que las otras dos.
  • No es necesario que la bandera de España incluya el escudo, pero en caso de estar debe estar en el centro izquierdo de la franja amarilla central.
  • Si la bandera es cuadrada, el escudo podrá estar en el centro de la bandera.

Las banderas son la máxima representación tanto en los equipos deportivos como en las diferentes comunidades autonómicas y países, es por ello que las diferentes especificaciones que se realizan acerca de las banderas institucionales deben ser cumplidas debido a la importancia que tienen.